Sigue todas las tendencias de los HOSTELCO hunters sobre:

HOTELERÍA

RESTAURACIÓN

Hosteleria

Restauración
El éxito de los restaurantes amigables con la infancia

15 abril 2016

El público más exigente quiere la mejor hostelería: buena gastronomía, un espacio que le sorprenda y una atención excelente. Acabamos de definir cómo debe ser un restaurante para que un niño disfrute de la experiencia.
Leer más

Los espectáculos y actividades de ocio para la infancia crecen a gran velocidad y tienen el éxito casi asegurado. Pero el sector hostelero no siempre ha entendido el potencial del público familiar. Conseguir que los más pequeños disfruten de un local también supone darle una gran satisfacción a sus padres y, por lo tanto, tener la posibilidad de que repitan. Conquistar a los niños es fidelizar a la clientela.

Aunque no todo el sector lo ha sabido explotar todavía, algunos restaurantes sí han aprovechado muy bien la potencialidad de la infancia y han implantado soluciones creativas y no necesariamente costosas para seducir a las familias con niños.

Una gastronomía variada

Algunos restaurantes como por ejemplo El Rincón del Cárabo, en la sierra de Madrid, ofrecen menús sanos y originales para los niños que además modifican con cierta frecuencia. Huyen de esta manera de los clásicos menús de hamburguesas y pizzas que son muy efectivos porque gustan, pero acaban por cansar siempre a los comensales y a sus progenitores. En este caso, como en tantos otros, el coste del menú infantil es considerablemente inferior al de adultos. Todo un acierto.

Un espacio propio

Xanty Elías, chef del restaurante Acanthum, premiado recientemente con una estrella Michelín, hablaba en su blog sobre el modo en que los niños comen: "Los niños suelen tardar menos en comer, se recrean menos en la comida, puesto que con edades bajas, para ellos es el momento de saciarse, no de socializar". Partiendo de esa base hay que tener en cuenta que los tiempos de comida son diferentes. Por ello, en El Rincón del Cárabo, además, han habilitado también un espacio que denominado ‘El nido del peque' donde los niños pueden entretenerse con libros y otras actividades mientras los padres terminan la comida.

Algunos restaurantes han establecido verdaderos parques infantiles para entretener a los niños y han convertido la actividad infantil en la principal del restaurante. Otros sólo lo utilizan como complemento. En este sentido, el restaurante Clotilda de Sabadell ha tenido muy en cuenta que siempre existe visibilidad entre los padres y los niños. Una pantalla permite a los padres seguir los juegos de los niños mientras terminan de comer.

Mobiliario infantil personalizado

Los proveedores de hostelería cada vez incluyen un mayor número de piezas de mobiliario infantil en sus catálogos. En algunos restaurantes se han atrevido a personalizar hasta el último detalle para ese público infantil. Las posibilidades son enormes y no es necesaria una gran inversión según explica la bloguera chilena Erika Silva en uno de sus post sobre cómo atraer a las familias con niños a restaurantes. Ella nos cuenta lo que hacen en el Café del Duende, en Huilo Huilo, al sur de Chile, allí han creado un personaje, un duende chef, han tematizado la carta y la imagen de ese duende puede verse en los manteles y en diferentes juegos para los más pequeños.

Los niños quieren aprender

Entre las posibilidades para atraer a ese público infantil existen diferentes iniciativas como las teatrales, circenses, musicales, etc. Las que más nos gustan son las que implican también temas divulgativos de la gastronomía y los productos alimenticios. Por eso somos muy seguidores de lo que hace Ada Parellada, propietaria del restaurante Semproniana de Barcelona y colaboradora habitual de Barra de ideas, que ha conquistado a los niños y a sus padres con unos talleres los fines de semana a mediodía. Mientras los padres comen en el restaurante, los niños cocinan y comen con monitores. Esta iniciativa tiene éxito desde hace más de 16 años.