Posts

Equipamiento
Tatel Miami: el know how español cruza fronteras

09 mayo 2017

Tatel Miami CocinaCon la apertura su restaurante en Miami, la marca Tatel da un paso más en su estrategia de convertirse en un icono de la cultura y la cocina tradicional españolas. Pero Tatel Miami no sólo "importa" gastronomía y producto made in Spain, sino también know how. En su espectacular interiorismo, obra del Studio Gronda, con sede en Madrid, han participado conocidas firmas españolas.
Leer más

Tatel Miami: el know how español cruza fronteras


Un año después de la exitosa apertura de Tatel Madrid, este concepto de restauración basado en la cocina tradicional española liderado por Abel Matutes Prats y Manuel Campos Guallar, y que cuenta como socios y caras visibles con los deportistas Rafa Nadal y Pau Gasol y el cantante Enrique Iglesias, cruza el charco.

Tatel Miami

Cálida elegancia atemporal en uno de los comedores semiprivados de Tatel Miami, con ventana a la cocina.

El segundo Tatel se inauguraba en marzo en Miami, en pleno corazón del distrito Art Déco de Miami Beach. Se sitúa en uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad: el antiguo hotel DeLido, hoy convertido en el lujoso Ritz Carlton South Beach.

El objetivo de Tatel Miami es el mismo que el de sus hermanos de Madrid e Ibiza (este último, recién abierto): convertir la marca Tatel en un icono de la cultura y la cocina tradicional españolas, dentro y fuera de nuestras fronteras. Así, Tatel Miami reproduce el mismo concepto gastronómico, con una carta basada en platos de siempre actualizados y con protagonismo de los productos españoles. Todo bajo la batuta experta del chef Nicolás Mazier, con una larga carrera en cocina internacional a sus espaldas.

Pero Tatel Miami no sólo "importa" gastronomía y producto made in Spain, sino también know how. Su espectacular interiorismo es obra del estudio del galardonado diseñador internacional Diego Gronda, con sede en Madrid, y conocidas firmas españolas han participado en el equipamiento de sus más de 500 m2 de superficie, capaz de albergar a 200 comensales.

Un interiorismo espectacular

La experiencia "Tatel Miami" comienza en la gran "porte cochère", que recibe a los visitantes al salir del coche. Junto a esta histórica marquesina, una pequeña terraza permite sentarse informalmente al aire libre.

Tatel Miami

La marquesina de entrada a Tatel Miami y el bar circular, con la impresionante lámpara sobre la barra.

Al cruzar el umbral de entrada, los huéspedes son recibidos por el equipo de Tatel detrás de un escultórico atril, junto a una exposición de tesoros de la casa: el jamón de Jabugo y el aceite de oliva extra virgen envasados exclusivamente para la marca.

Ya desde el exterior se aprecia la estancia cilíndrica de doble altura que alberga el bar. Aquí el Studio Gronda ha diseñado una barra circular con acabados metálicos. Sobre la misma brilla una escultural lámpara o "chandelier" metálico de grandes dimensiones, compuesta por más de doscientos tubos de bronce con luces Led.

Entre el bar y el comedor principal se halla el lounge, un espacio íntimo y mágico repleto de reflejos gracias a su falso techo formado por cientos de paneles de metal martelinado similares a los de la barra del bar, todos realizados por el metalista y artista argentino Carlos Bordogna.

Tatel Miami

El lounge, intimista, con falso techo metálico, un video clip de una bailarina de flamento y dos cómodos sofás de madera de palisandro.

El lounge está rodeado de elegantes estanterías y vinotecas hechas de madera de nogal. Es un espacio pensado para tomar una copa o cenar más informalmente. Se ha equipado con dos elegantes sofás curvos de madera de palisandro hechos a medida. La alfombra de este espacio, así como la de la sala principal y los comedores semi-privados son diseños exclusivos de Studio Gronda para Tatel y han sido fabricadas a mano por la empresa española Alarwool en Burgos.

La sala

El comedor principal, imponente con su doble altura, tiene capacidad para 150 comensales, que pueden elegir sentarse, además de en las mesas centrales, en sus elegantes reservados o comedores semi-privados (todos ellos con vistas a la cocina) o sobre butacas bajo motivos de Sorolla, en el lado opuesto.

Tatel Miami

Calidez y un toque clásico, con molduras y sillas tapizas en gris, en la sala principal.

Los dos extremos de la sala se rematan, en el lado oeste, por una gran mesa recubierta por una "cortina" de bronce, y en su lado este por el escenario y cabina del DJ.

Alrededor de la gran alfombra central, los interioristas ha optado por recuperar los pisos originales de terrazo negro con detalles de nácar del antiguo vestíbulo del hotel.

Sobre el centro de la sala, una serie de seis paneles a modo de lámparas Led de 25 metros de largo coronan el techo. Al igual que la bailarina de flamenco, en este caso reproducen un vídeo donde se muestra a una mujer nadando a la luz de la luna, inspirada en la pintura de Sorolla; un ejemplo de diálogo entre el pasado y el presente.

Tatel Miami

Madera y arte (homenaje a Sorolla) en uno de los laterales de la sala principal de Tatel Miami.

El arte, tanto digital como físico, es protagonista absoluto en Tatel Miami. Sobre los muros de ladrillo visto lucen diferentes obras gráficas del artista cubano Carlos Navarro, además de elementos icónicos de la cultura española: obras de Dalí, Picasso e incluso una reinterpretación del rostro de Sara Montiel.

Al fondo de la sala hay dos comedores privados, con su propio baño y acceso directo al escenario.

En lo referente a revestimientos, Studio Gronda ha contado con la colaboración de Cosentino, que ya participó activamente en la decoración de Tatel Madrid. El local de Miami cuenta con unos 600 m2 de distintos productos de esta firma española empleados en suelos, paredes, mostradores, encimeras de cocina, aplicaciones de baño, etc. Destaca, sobre todo la utilización de la superficie ultracompacta Dekton en distintos colores, así como la aplicación de granitos de la marca Sensa y mármoles en color crema marfil. El vestíbulo de los baños tiene un lavabo comunal de piedra maciza hecho también por Cosentino.

Tatel Miami

Revestimientos de Consentino en la barra del bar y en los lavabos, y detalle de la cabina del DJ, en bronce.

Mención especial merece el cuidado diseño de iluminación, coordinado entre Ricardo Fernández de Tourmaline (Nueva York) y Studio Gronda. Muchas de las luminarias decorativas son de la firma Delightfull. Todas las sillas, así como las mesas del lounge, están hechas por la firma murciana Beltá & Frajumar.

Un interiorismo meditado para perdurar en el tiempo y reproducir en Miami Beach la acción y el bullicio de Tatel Madrid. Y es que la experiencia Tatel combina gastronomía y cultura españolas con un toque de espectáculo, en un ambiente cuidado y elegante.

Pero la aventura internacional de Tatel no ha hecho más que empezar. Para afianzar la expansión internacional, sus promotores han fichado a Santiago Rodríguez como nuevo general manager de Tatel Management, la compañía de hospitality managment (que comprende las marcas Ushaïa y Tatel) de su grupo Mabel Capital. También se suma a este proceso de expansión Carlos Bermúdez como Project Manager para la expansión en España, Europa y EEUU. El último Tatel se acaba de abrir en Ibiza, con una ubicación estratégica, entre Ushuaïa Beach y Hard Rock Hotel.

Tatel Miami: proveedores de equipamiento

Pavimentos: Consentino (piedra)

Paredes: Naturtex (cortinas metálicas en las ventanas con vistas a la cocina)

Barra y lámpara del bar: Friendly Welding Inc (Carlos Bordogna)

Equipamiento cocina y barra: Myers Food Design

Iluminación:

  • Delightfull
  • Gubi
  • Studio Gronda
  • Rejuvenation
  • Tech Lighting
  • 1stdibs (cabina del DJ)

Sonido: Audio System Consulting Inc.

Elementos gráficos: Ramón Iriarte (vídeos) y Carlos Navarro (diseño gráfico)

Mobiliario a medida:

  • Beltá & Frajumar (sillas y mesas lounge)
  • V&V Furniture Design (Sofás y elementos tapizados)

Alfombras: Alarwool S.L.

Arte:

  • Fundación Sorolla
  • Carlos Navarro
  • Ramón Iriarte (Video art)