Cerrar

Restaurantes para trabajadores nómadas: la evolución del coworking

Aparece un nuevo concepto de restaurante con la cocina abierta todo el día y con un diseño adaptado para trabajadores que necesitan el espacio como una oficina improvisada. Cobicuo, una plataforma digital los agrupa en su app para ponerlos a disposición de los “trabajadores nómadas”.

¿Cuántas reuniones de trabajo se dan lugar en cafeterías, bares y restaurantes? Esta tendencia se ha multiplicado durante los últimos años con la aparición de nuevas profesiones y empresas vinculadas a la tecnología y el emprendimiento.

Coincidiendo con el auge de los espacios coworking, también los bares y restaurantes se han convertido en lugar de peregrinaje de “trabajadores nómadas”. Las mesas que después se llenarán de platos y comida se aprovechan, entre horas de servicio, para mantener reuniones de trabajo, para las cada día más populares videollamadas, en las que el wifi que proporcionan algunos de estos locales es muy necesario o simplemente para completar informes, enviar correos electrónicos, etc.

Restaurante Monay (José Abascal, 31. Madrid)

El sector hostelero ha recogido el guante, ha aceptado el reto y está surgiendo un nuevo concepto de restaurantes que ofrecen instalaciones y servicios que se adecúan a las necesidades de estos trabajadores. Cobicuo es la primera plataforma española que agrupa restaurantes en una red de espacios entre los que los “trabajadores nómadas” pueden elegir y reservar un puesto de trabajo durante unas horas por una cuota fija mensual. “Esto es economía colaborativa. A los restaurantes, sin ningún coste, les llevamos personas que necesitan un lugar cómodo para trabajar y reunirse en sus horas valle para aumentar el conocimiento de su restaurante y el consumo en estos horarios infrautilizados”, explica Miguel Moya, Co-fundador y CEO de Cobicuo.

La plataforma funciona en fase beta y cuenta con 13 restaurantes en el centro de la ciudad de Madrid. Entre los locales disponibles se ofrecen pequeñas cadenas y otros independientes como Bowl bar, Monay y Siracusa. “Nuestra visión es global, queremos validar la idea en Madrid con los primeros clientes y expandirnos donde pueda ser útil este concepto”.

Bowl Bar, un nuevo concepto surgido a principios de 2019 en Madrid (calle Quintana, 28) en el que el bol en sus diferentes variantes es el protagonista, está rentabilizando sus mesas en horarios de menos tráfico gracias a este perfil de “trabajador nómada”. Su horario de apertura es de 9.30 de la mañana hasta la medianoche. Sus picos de venta se encuentran, como es lógico, en las horas de comida y cena, aunque la cocina trabaja ininterrumpidamente, por lo que ofrece desayuno, brunch, merienda, comida, cena y recena.

En marzo de 2019 Bowl Bar se dio de alta en la plataforma Cobicuo para potenciar el consumo en horas valle, una tendencia que habían detectado desde el mismo momento de su apertura. “Bowl Bar es un local pensado y diseñado para este concepto: un espacio meeting, abierto con bancadas de sofá para pasar horas, con muchas mesas bajas, enchufes para cargar los ordenadores y con una oferta gastronómica que comprende todas las horas del día. Es muy parecido a un coworking, pero es un bar”, explica Gon Hierro, co-propietario de Bowl Bar.

Bowl Bar (Quintana, 28. Madrid)

Rentabilizar las horas valle

El aumento de la competencia en el sector de la restauración está provocando el surgimiento de estos conceptos que buscan atraer clientes en las horas de bajo consumo. Según los cálculos de Cobicuo, atraer al perfil de “trabajador nómada” puede ser rentable estas horas: “En las pruebas que hemos hecho, los clientes han realizado un consumo por encima de los 10 euros en una horquilla de entre 1 y 3 horas. Durante ese tiempo, lo normal es que tengan hambre o sed y acaben pidiendo”, asegura Miguel Moya.

La tecnología, gran potenciador de este concepto

“Cobicuo es como un club de negocios distribuido o deslocalizado en el que nuestro objetivo es potenciar la productividad”. Así lo define Miguel Moya, CEO de la plataforma. Sus esfuerzos se centran en facilitarle la vida a esos “trabajadores nómadas” que necesitan un espacio de calidad por unas horas en un lugar de la ciudad hoy y mañana en otro.

La plataforma establece filtros para buscarle al cliente un restaurante que se adapte a sus necesidades: silencio, calidad del wifi, espacio para reuniones, etc. En el caso de Bowl Bar, tiene capacidad para hasta 40 personas. La aplicación permite organizarse de muchas formas y se puede utilizar el espacio de 10 a 13 h. y por las tardes de 17 a 20 h. Disponen de enchufes con los que cargar ordenador, móvil o tablet, mesas grandes para desplegar papeles o reunirse. “A nosotros nos da visibilidad en la app, el perfil de cliente es el que buscamos y funciona muy bien en horas valle”, explica Gon Hierro, copropietario de Bowl Bar.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print

Contacto de prensa

Gloria Dilluvio
(+34) 93 233 21 72
gdilluvio@firabarcelona.com

Material gráfico